Amputación de una extremidad en una cobaya

Se presenta en la consulta de exóticos del Hospital Veterinario Cruz Cubierta una hembra de cobaya de aproximadamente 7 meses de edad llamada Brownie. Los propietarios acudieron a consulta preocupados por el descenso de su actividad en las últimas semanas y por una cojera en la extremidad anterior izquierda. La joven cobaya se alimenta correctamente al igual que sus compañeros de casa Maps (cobaya macho) y Guizma (cobaya hembra). En la historia clínica sólo cabe destacar que había parido hace unos meses por lo que el equipo de animales exóticos de nuestro hospital castró a Maps.

En consulta, Brownie estaba activa pero su movilidad estaba relativamente afectada. La masa de consistencia firme y no desplazable en el codo y antebrazo izquierdo se detectó en consulta el día de la visita, por lo que se realizaron radiografías de la extremidad en dos proyecciones. El resto de la exploración física era normal. En las radiografías se observó una lesión mixta osteolítica y osteoproliferativa afectando al cúbito además de la gran inflamación de los tejidos blandos adyacentes. También se realizaron radiografías de tórax y abdomen, las cuales no revelaron signos de metástasis.

Amputación de una extremidad en una cobaya

Después de realizar las pruebas necesarias, al tratarse de una lesión agresiva en el hueso, y la posibilidad de tratarse de un tumor primario óseo (cuyo tratamiento de elección es la amputación de la extremidad afectada) u osteomielitis, se valoraron diversas opciones y se decidió realizar la amputación de la extremidad de la cobaya unos días después a la consulta. Desde el día de la consulta se implantó tratamiento antibiótico y antiinflamatorio.

Amputación de una extremidad en una cobaya

Anestesia y cirugía

La anestesia y cirugía de Brownie se llevó a cabo sin ninguna complicación por el servicio de traumatología y animales exóticos del hospital, y poco después de despertar de la anestesia la paciente comía y bebía en la sala de hospitalización de animales exóticos. Por la tarde Brownie se fue a casa y se citó al día siguiente para revisión. Tanto en la revisión del día después de la cirugía como en la de los 10 días, la paciente estaba activa y la exploración física fue normal, incluida la herida la cual cicatrizó rápidamente y sin problemas.

Amputación de una extremidad en una cobaya

Actualmente Brownie hace vida normal junto a sus compañeros pero tendrá que venir a revisiones periódicas.