Cuadros de intoxicación en dos perras

Un domingo de urgencia se presentó en nuestro centro una perrita llamada Kira, de unos 4 años, con vómitos y diarreas líquidas abundantes, y ataques epileptiformes continuos.

La temperatura era normal pero la perra presentaba un cuadro muy grave, por lo que fue necesario ponerle un gotero y administrar medicación para relajarla y parar las convulsiones.

La sintomatología encajaba con un cuadro de intoxicación y, al hablar con los dueños nos dijeron que era probable pues había estado suelta por el parque y le habían visto comer “algo del suelo”.

Una vez estabilizada, realizamos un lavado de estómago, para extraer la mayor cantidad de contenido posible y así evitar que se siguiera absorbiendo el posible veneno. En la radiografía también se apreciaban trozos de hueso que había ingerido.

Fue necesario dejarla hospitalizada 24 horas.

Cuadros de intoxicación en dos perras

Durante su ingreso, sus propietarios volvieron a venir, esta vez con otra perrita, Luna, una mestiza de 9 años. Se trataba de la perra de sus vecinos, que había comenzado con convulsiones muy fuertes, tras el paseo en el mismo parque que Kira. Fue necesario instaurar el mismo tratamiento y realizar también un lavado gástrico.

Conseguimos confirmar que se trataba de un envenenamiento puesto que los propietarios volvieron a la zona y encontraron veneno “camuflado” con comida.

Afortunadamente, después de permanecer ingresadas con pronóstico reservado, ambas perritas se recuperaron y pudimos darles el alta.

Con este breve caso clínico queremos hacer hincapié en la importancia que tiene llevar a nuestros perros controlados durante todo el paseo, puesto que pueden ingerir no sólo veneno, sino también huesos, objetos punzantes, hierbas que hayan sido sulfatadas o restos de comida en mal estado y esto constituye una de las causas más frecuentes de visita al veterinario. En muchos casos, con un tratamiento sintomático podemos solucionar el problema, pero en otras, como en el caso de Kira y Luna, puede llegar a ponerse en riesgo su vida.

Cuadros de intoxicación en dos perras