Fístula oronasal

Importancia de la prevención en la salud dental de nuestras mascotas

El estado bucodental de nuestras mascotas es muy importante, puesto que si no está en condiciones, ello conlleva un empeoramiento en todo el organismo.

La mascota podría no alimentarse bien, provocarle halitosis… El sedimento de sarro y la formación de placas de sarro hacen que las encías sufran un daño a causa de las bacterias provocando la enfermedad de las encías en las que están sensibles; pueden sangrar, se retraen y, consecuentemente, dan un afloramiento de la raíz de la pieza dental y así se pueden aflojar por falta de anclaje.

Tener bacterias dañinas en la base de las piezas dentales implica que el animal se va tragando y respirando estas bacterias que se irán al tracto digestivo y respiratorio, pudiendo provocar, entre otras cosas, graves patologías cardiacas.

Desarrollo y tratamiento de fístula oronasal

Algo que no se suele ver con mucha frecuencia, es lo que la caída de una pieza dental puede provocar a nivel local. Y es que el hueso de anclaje de dicha pieza acabe desapareciendo por el efecto continuado de infecciones por dichas bacterias del sarro y que, al caerse la pieza, se provoque una comunicación entre la boca y las fosas nasales, lo que se conoce como fístula oronasal.

Dichas fístulas se deben cerrar para que el alimento no pase a las vías respiratorias altas y provoque cualquier complicación.

En las dos imágenes siguientes que ilustran este artículo se ve el antes y después del cierre de la fístula oronasal de un perro que se presentó en nuestra clínica.

Os recordamos que en nuestra clínica desarrollamos periódicamente campañas de salud dental para prevenir patologías como ésta y velas por la buena salud y la calidad de vida de nuestras mascotas. No dudéis en consultarnos cualquier duda.

Fístula oronasal