Fractura distal de radio y cúbito en perro

Ésta es la fractura de Lolo, un perro mestizo joven de apenas un año de edad y 9,4 kilos de peso, que después de una caída presentó cojera de no apoyo.

En clínica se le diagnostica una fractura completa radial distal oblicua en la que la porción distal es pequeña para poder fijarse con fijación “externa”.

Fractura distal de radio y cúbito en perro

Fijación interna con placas y tornillos

A nuestro parecer, y teniendo en cuenta el peso del perro, la mejor estabilidad se puede realizar en este caso con una fijación interna por medio de placas y tornillos. Por ello, optamos por esta opción para la reparación de esta fractura radio-cubital. La porción distal es pequeña, pero lo suficientemente grande para que nos quepan los tornillos necesarios para dar la estabilidad necesaria para la resolución del caso.

Fractura distal de radio y cúbito en perro

Para ello se han empleado tornillos y placa de titanio denominada bloqueada en la que se proporciona una estabilidad muy buena y además deja una osificación algo más rápida de lo habitual con una placa convencional.

Fractura distal de radio y cúbito en perro

A partir de ahora Lolo debe ir utilizando su patita lo antes posible para una pronta recuperación.

Acompañando al texto tenemos fotos del antes y después de la operación en las dos posiciones y de una intraoperatoria.