gatos de cine

Los gatos siempre nos han fascinado a los seres humanos. Por eso han sido siempre una enorme fuente de inspiración para la Literatura y, posteriormente, también para el cine y la televisión. Todos recordamos escenas protagonizadas por gatos de carne y hueso y, por supuesto, muchos dibujos animados con los que estos felinos también nos han hecho disfrutar en casa y en el cine.

Unos cuantos gatos de cine y de la tele que han sido famosos

Con este post queremos recordar a algunos de los gatos más célebres que se han asomado a nuestras pantallas, gatos de cine y de televisión.

La lista no pretende ser exhaustiva, seguro que olvidamos muchos que también merecen salir. Sólo pretendemos recordar a unos cuantos, y que sirva este recuerdo para rendirles un pequeño homenaje a todos ellos, merecido por tantos buenos ratos de diversión y emoción. Y de paso nos enteramos de algunas curiosidades, cosa que nunca viene mal.

El Gato Félix: empezaremos por todo un clásico que se remonta, ni más ni menos, a la época del cine mudo. El Gato Félix, o Félix el Gato, como prefiráis, es uno de los pioneros en esto del entretenimiento audiovisual. Este minino fue el primer personaje animado realmente popular que consiguió atraer a la gente a sus películas en los felices años veinte del siglo pasado.

Fígaro (Pinocho): este gato (junto a la pececita Cleo) es la mascota de Geppeto y Pinocho, la marioneta de madera más famosa, un personaje literario que dio el salto al mundo del celuloide en 1940, en una obra maestra del cine de animación firmada por la Factoría Disney. Después ha conocido varias secuelas, tanto en forma de películas animadas como protagonizadas por actores de carne y hueso.

El gato de “El Padrino”: ya que hablamos de actores de carne y hueso recordemos a este atrevido gato que coprotagonizó con Marlon Brando y otros actores la escena inicial del inolvidable film “El Padrino”, dirigido por Francis Ford Coppola. Unos datos interesantes: el felino en cuestión no pertenecía precisamente al sindicato de actores, era en realidad un animal callejero que Marlon Brando se encontró por los estudios de la Paramount. En principio, la escena no incluía gato, pero Coppola accedió a probar a este nuevo amigo de Brando a ver cómo funcionaba. Acabó siendo todo un icono de la película. Finalmente fue necesario doblar parte de los diálogos debido al ronroneo que se colaba en el audio.

Gardfield: creado por el dibujante de cómics Jim Davis, este gato “de hueso ancho”, que odia los lunes y las arañas, se hizo famoso en las tiras cómicas de  41 diarios estadounidenses a finales de los años setenta. Unos años después se convirtió en una serie de televisión de gran éxito y posteriormente se hicieron varios largometrajes.

Los Aristogatos: película clásica de animación del año 1970 producida por Walt Disney Pictures, que narra el encuentro de unos gatos de buena familia con otros gatos vagabundos que conforman una singular pandilla y viven todo tipo de aventuras felinas.

El Gato con Botas: este cuento popular europeo ha dado lugar a un montón de adaptaciones, series de televisión, obras de teatro y películas de cine. Un personaje que también aparece en la saga de Shrek, doblado en esa ocasión en la versión inglesa y en la española por el archiconocido actor español Antonio Banderas.

Fritz The Cat: Un gato neoyorquino, personaje descarado y satírico, creado por el dibujante de cómic underground Robert Crumb en los años sesenta. Fritz the Cat, inspirada por este personaje, fue una película animada para adultos, estrenada en 1972.

El gato de “Desayuno con diamantes”: volvemos a los “gatos de verdad” para disfrutar con este felino que tuvo el privilegio de compartir escena con la mítica Audrey Hepburn en la no menos mítica película “Desayuno con diamantes”, dirigida por Blake Edwards. Una curiosidad: en total fueron 9 gatos los que interpretaron a este personaje a lo largo de toda la película.

Don gato y su pandilla: esta serie de dibujos animados (conocida Top Cat en Estados Unidos y Boss Cat en Reino Unido), producida en los años sesenta por el estudio de animación Hanna-Barbera, ha hecho las delicias de los niños de varias generaciones.

El gato Silvestre: este gato antropomorfo siempre está obsesionado con cazar a Piolín, ese famoso canario amarillo que ha dejado una frase inolvidable para la posteridad: ¿Quién no ha escuchado alguna vez eso de “Me pareció ver un lindo gatito”?

Bola de Nieve: así se llama el hermoso gato persa, enemigo de Stuart Little en la película del mismo título, que hará todo lo posible para deshacerse del pequeño ratoncito y expulsarlo de su familia. No lo conseguirá.

Tom (de “Tom y Jerry”):  Tom es el gato que siempre persigue a Jerry, sin demasiado éxito para suerte del roedor, en esta serie de dibujos animados de Hanna-Barbera, con una larga trayectoria que comenzó en 1940 y que se extiende hasta nuestros días.

Salem, el gato de “Sabrina, cosas de brujas”: amigo fiel de Sabrina, este gato charlatán es, en realidad, un brujo de 500 años que fue condenado a pasar un siglo convertido en felino. Y todo eso por haberse atrevido a intentar conquistar el mundo…  Esta serie, basada en un personaje de cómic, tuvo un gran éxito en muchos países.

El gato Jinks, de “Pixie y Dixie”: de nuevo un personaje animado salido de los estudios de Hanna-Barbera. Este gato persigue de forma incesante a los dos inteligentes ratones de color gris, al grito de frases que se han hecho célebres: “Malditos roedores” o “Miserables roedores” (pronunciar con acento andaluz, ya que así fue su doblaje en la versión en español)

Gatos de “Como perros y gatos”: película para toda la familia estrenada en 2001 en la que aparecen un buen montón de gatos encabezados por el Sr. Tinkles, un persa con ansia de poder, que persigue el control del planeta luchando contra sus adversarios los perros.

Gato de Chesire, de “Alicia en el País de las Maravillas”: personaje basado en una expresión popular inglesa, llevado a la Literatura por Lewis Carroll. Filosófico, misterioso y travieso,  hemos tenido ocasión de verlo varias veces en el cine en numerosas adaptaciones de esta famosa novela.

Hasta aquí nuestro repaso a los gatos de cine y de televisión. Esperamos que hayas disfrutado con este pequeño homenaje.