Ojitos pintados, caso de insuficiencia renal crónica y anemia causada por rickettsiosis

Ojitos Pintados es una gatita mestiza de 12 años de edad que acudió a nuestro centro por apatía, decaimiento y vómitos. Realizamos un chequeo completo, diagnosticándole un leve soplo cardíaco y una severa insuficiencia renal.

Comentamos con su propietaria las opciones y, pese al delicado pronóstico, decidió dejarla hospitalizada con medicación y sueroterapia intravenosa.

Los controles analíticos de días posteriores mostraron una mejoría en los valores renales. Pese a todo, Ojitos Pintados permaneció 10 días en nuestro centro, hasta que los resultados de los análisis y su estado general fue suficientemente bueno como para poder irse a casa.

Anemia

La gatita comía bien y no tenía vómitos. Comenzamos con tratamiento vía oral y un pienso de dieta especial. En sus revisiones, los valores se mantenían estables pero, en una de ellas descubrimos que su hematocrito había bajado significativamente y presentaba una grave anemia. Esta anemia puede deberse al fallo renal que padecía pero decidimos, apoyados por su propietaria, que debíamos descartar ciertas enfermedades que, de forma concurrente, podían ser la causa de dicha anemia.

Rickettsiosis

Ojitos pintados resultó ser negativa a leucemia e inmunodeficiencia (dos virus muy graves que afectan a los gatos) pero enviamos una analítica de parásitos hemáticos en la que obtuvo un resultado positivo a Rickettsia felis, causante de una enfermedad transmitida por garrapatas y que puede llegar a ser mortal si no se diagnostica a tiempo, la rickettsiosis.

Tratamiento

Rápidamente recetamos medicación vía oral para intentar recuperar esa anemia y tratar dicha enfermedad parasitaria. Realizamos controles analíticos a Ojitos Pintados a la semana de comenzar el tratamiento y observamos una mejoría por lo que pasamos a controlarla de forma quincenal. La gatita comenzó a ganar peso, recuperó completamente el apetito y mejoró mucho su estado general.

Actualmente, hemos pasado a controlar a Ojitos Pintados cada dos meses puesto que los resultados son satisfactorios. Ella continúa en casa con su tratamiento para la insuficiencia renal crónica que padece y con su pienso especial, pero después de todo el proceso, hemos conseguido que vuelva a hacer prácticamente una vida normal.