La gata Mika se pilló una pata con una puerta

Recibimos en horario de urgencias a una gatita de nombre Mika, de raza común europeo y casi dos meses de edad. Al ser una gata tan joven estaba jugueteando por casa de noche y sus dueños le pillaron una patita delantera con la puerta.

El animalito tenía mucho dolor en la extremidad anterior izquierda, en la zona del carpo. No apoyaba la pata y la zona estaba algo inestable a la palpación.

La gata Mika se pilló una pata con una puerta

Decidimos sedarla para realizarle unas radiografías comparadas de ambas extremidades anteriores y descubrimos una lesión en la línea de crecimiento distal del radio.

Fue necesario hacer un vendaje para inmovilizar la zona y así favorecer la recuperación de dicha lesión. Le pinchamos un antiinflamatorio y analgésico y le recetamos medicación para casa vía oral durante 21 días.

Hemos estado revisando el vendaje semanalmente para evitar complicaciones.

Hoy hace diez días ya que se lo retiramos y Mika ha recuperado totalmente la movilidad, lo que le permite hacer una vida normal.

La gata Mika se pilló una pata con una puerta