Síndrome Urológico Felino

Caso clínico de un Síndrome Urológico Felino. Este fin de semana se nos presentó de urgencia Cristiano, un gato común europeo de 3 años.

Los dueños nos comentaban que había dejado de comer, tenía vómitos y orinaba fuera de la caja en pequeñas cantidades.

Durante la palpación abdominal comprobamos que la vejiga estaba llenísima y, además orinó unas gotitas con sangre.

Tras sedarlo, realizamos una radiografía abdominal para descartar que tuviese cálculos. Una vez descartado, pusimos una sonda uretral que mantendrá durante varios días, y recogimos una muestra de orina, en la cual, tras procesar, hallamos un pH alcalino, cristales de estrivuta y una gran infección.

Tras instaurar un tratamiento adecuado y realizar un cambio en la dieta, Cristiano se presenta hoy a revisión mucho más animado.

Síndrome Urológico Felino