elvis

En este caso clínico os presentamos a Elvis, un perro mestizo de 16 años que es uno de nuestros pacientes de más edad. Un luchador nato que con la ayuda de su familia supera todos sus problemas con éxito.

Diagnóstico de hemangiopericitoma

En abril de 2016 tuvimos que operarle porque tenía cuatro masas: tres de ellas resultaron ser lipomas (masas benignas de tejido graso que suelen acumularse entre la piel y el tejido muscular) pero uno situado en la zona escapular izquierda tenía peor aspecto, por lo que decidimos enviarlo a analizar y el diagnóstico fue de hemangiopericitoma.

Explicamos a su propietaria que se trataba de un tumor y que la probabilidad de metástasis a distancia era muy bajita pero que sí era probable que volviera a aparecer en la misma zona.

hemangiopericitoma

Nueva intervención

En noviembre de 2018, en una revisión rutinaria, notamos que había vuelto a crecer una pequeña masa en dicha zona. Como Elvis por aquel entonces tenía ya 15 años decidimos ser conservadores y llevar un seguimiento, pero seis meses después el tumor había crecido mucho. Volvimos a hablar con su propietaria y, pese a que el riesgo era elevado debido a la edad, optaron por volver a intervenirlo. Elvis es un miembro muy querido en su familia.

Realizamos radiografías del tórax para descartar metástasis y una analítica preoperatoria completa para asegurarnos de Elvis estaba en un estado óptimo para entrar a quirófano.

El día 2 de mayo de 2019 operamos a Elvis y casi cinco meses después nuestro “abuelete” sigue disfrutando de una gran calidad de vida, con artrosis, eso sí, pero feliz con su familia que lo cuida muchísimo y siempre ha hecho todo lo necesario por él.

Os dejamos unas fotos del antes y el después de la cirugía para que veáis que pese al tamaño tan grande que tenía el tumor, ¡¡¡Elvis ha quedado perfecto!!!

hemangiopericitoma