perros contra el acoso escolar

¿Sabías que nuestros mejores amigos también pueden servir de ayuda para prevenir el acoso escolar?

Dentro  de la categoría de perros de asistencia, aparte de los de servicio que ayudan a personas con discapacidades, como los perros lazarillo, u otros perros de trabajo, como los policía, de detección, búsqueda y rescate, antidroga, etc.; o los perros de alerta médica  que se emplean para mejorar la vida de personas con enfermedades crónicas (principalmente diabetes y epilepsia), también encontramos los que trabajan en lo que se denomina TAA (Terapia Asistida por Animales), que se utilizan sobre todo para personas mayores, enfermos de alzhéimer, niños con diferentes tipos de problemas, como hiperactividad, déficits de atención, autismo, etc.

Perros para reducir el acoso escolar

Estamos ya habituados a ver a nuestros mejores amigos participando en una cada vez más creciente diversidad de terapias. Recientemente hemos tenido notica de la existencia de A Fair Shake For Youth. Se trata de una ONG que ha puesto en marcha un programa en Nueva York que utiliza perros de terapia para ayudar a los estudiantes de secundaria a mejorar su empatía y la autoestima, y a reducir el acoso escolar.

Hay que hacer notar que Estados Unidos sufre una autentica epidemia de acoso escolar. Según la National Center for Educational Statistics 1 de cada 4 alumnos aseguraba en 2015 haber sufrido acoso a lo largo del año escolar. Y también que según otros estudios el 64% de los alumnos que ha sufrido acoso escolar no lo dice. Un fenómeno del que también sabemos algo en Europa.

A través del juego cotidiano con los perros estos niños, entre 11 y 14 años, aprenden a conocerse mejor y a conocer mejor a los demás, lo que abre un mundo de posibilidades a sus vidas.

El programa de A Fair Shake For Youth parte de la base de que nuestra sociedad está cada vez más tocada por la brecha económica y por diferentes divisiones. En este contexto la salud emocional y la autoestima de los más jóvenes se resienten. Por este motivo es imprescindible fomentar habilidades sociales como la empatía, la tolerancia, la comprensión, la paciencia, eliminar prejuicios…

Si al final el niño se percibe como único, digno y a la vez se comporta como alguien amable, tolerante y cariñoso estará preparado para tener éxito en el colegio, con sus amigos y en su vida en general.

Aquí es donde entra el trabajo de los perros contra el acoso escolar y su interacción con los chavales. Al percibir que los perros les escuchan y actúan según lo que ellos les van diciendo, empiezan a detectar que su voz importa de verdad y que las relaciones basadas en el respeto crean vínculos sólidos y duraderos.

En consecuencia, se crea una comunidad con relaciones más sanas en la que se reduce el acoso escolar.

El programa dura 10 semanas, a lo largo de las cuales los niños aprenden a relacionarse con los perros, que además les sirven de excusa para abordar distintos temas desde una perspectiva distinta.

Perros contra el acoso escolar en España

En España el teléfono contra el acoso escolar había detectado en 2018 más de 12.000 posibles casos  en España desde su puesta en marcha en 2016.

La asociación asturiana Entrecanes también organiza terapias para prevenir este problema y fomentar la autoestima en los más jóvenes. En concreto cuenta con la experiencia de un taller con perros contra el acoso escolar, para la prevención y concienciación del bullying en un colegio público de Tremañes (Gijón).

Los perros adiestrados realizan actividades con los chavales orientadas a fomentar conductas de convivencia, motivación  y respeto entre los alumnos. Al carecer el perro de la facultad del habla nos hace sentir a las personas más conscientes de cómo nos acercamos a ellos, de la importancia del lenguaje no verbal, etc.

Todo este trabajo se acompaña de una amplia reflexión, tanto personal como grupal, para que los alumnos puedan desarrollar habilidades que les permitan construir relaciones de mayor calidad con ellos mismos, con sus compañeros y con sus mayores.

Otro caso de terapia de perros contra el acoso escolar lo encontramos en Cataluña. El colegio León XIII de Barcelona participa en la iniciativa “Respétame”, un programa de la Fundación Affinity que tiene como objetivo el fomento del respeto y la prevención del acoso escolar.

Alumnos entre 14 y 15 años realizan un curso de adiestramiento canino con el que aprenden a educar a los perros trabajan valores como el respeto y el trabajo en equipo. Esta terapia parte de la base de que una sociedad mejor comienza por una buena educación en valores desde la infancia. Así pues, con los perros como recurso terapéutico se trabaja en los niños la aceptación de las diferencias, la mejora de la autoestima, la empatía, la tolerancia a la frustración, una cultura de respeto y cooperación… El objetivo es conseguir aumentar el respeto y mejorar la convivencia entre los alumnos, y también con los profesores.